Nunca hagas algo como si fueras un aficionado.

Cualquier cosa que hagas, hazla como profesional a niveles profesionales.
Si tienes la idea de que con cualquier cosa que haces simplemente chapuceas, terminarás con una vida de chapucero.

No habrá satisfacción en ella porque no habrá una verdadera producción de la que puedas estar orgulloso.
Desarrolla la disposición de que cualquier cosa que hagas, la haces como profesional y elévate a niveles profesionales en ella.

Nunca permitas que se diga de ti que viviste una vida de aficionado.

Los profesionales ven las situaciones y manejan lo que ven. No son chapuceros aficionados.

Así que aprende esto como primera lección de la vida. Los únicos seres exitosos en cualquier campo, incluyendo el vivir mismo, son los que tienen un punto de vista profesional y se vuelven y SON profesionales.